Servicios

  1. Atención Integral del Embarazo

    Atención Integral del Embarazo

    El embarazo es uno de los momentos más importantes en la vida de una mujer por lo que nos aseguramos de llevar un Seguimiento estrecho para asegurarte que sea un completo éxito.

    Por ello, contamos con lo siguiente:

    • La experiencia de haber atendido un gran número de mamás satisfechas a nivel privado y más de 3,000 en el sector público, lo cual podrás constatar visitando nuestras redes sociales.
    • El conocimiento necesario para cuidar, controlar y atender embarazos de alto riesgo.
    • El equipo más moderno y necesario para llevar tu embarazo a un final feliz.
    • Ultrasonido de última generación con posibilidad de evaluación 3D y 4D.
    • Convenio con Médicos Subespecialistas en Medicina Materno fetal para detección de alteraciones genéticas y físicas de tu bebé de forma temprana.
    • Manejo multidisciplinario en temas de interés con precios preferenciales.
      • Asesoria en Lactancia
      • Curso de nutrición para el embarazo.
      • Curso preparto entre otros.
    • Asistencia telefónica durante todo su embarazo para consultas y dudas.
    • La posibilidad de atenderte en una amplia gama de hospitales como Hospital Puebla, Beneficencia Española de Puebla, Hospital Christus Muguerza UPAEP, Hospital Christus Muguerza Betania, Central Ginecoobstétrica, entre otros.
    • Grabación de estudios: Buscando siempre el ser innovadores ahora tenemos la posibilidad de que grabes tus estudios de ultrasonido en USB o DVD, es decir que mientras se te hace el estudio y tu lo observas, habría la posibilidad de que al mismo tiempo se grabe.

    Atención Integral del Embarazo
  2. Infertilidad

    Infertilidad

    La infertilidad se define como la incapacidad de lograr un embarazo después de un año de mantener relaciones sexuales de forma regular, sin utilizar algún método anticonceptivo.

    Existen varios factores causales pudiendo enumerar:

    • Factor cervical: Referido al cuello del útero, es una de las menos frecuentes, la cual puede deberse a alteraciones anatómicas o funcionales que interfieran en el recorrido que sigue el espermatozoide desde la vagina hasta una de las trompas, donde se produce la fecundación con el óvulo. Entre las alteraciones anatómicas se encuentran los pólipos, quistes o traumatismos ocasionados tras una cirugía.
    • Factor uterino: Pueden ser causas uterinas o endometriales. Las uterinas más frecuentes son malformaciones, miomas o adherencias a las paredes. Entre las endometriales, destacan las infecciones del endometrio (endometritis).
    • Factor tuboperitoneal: Alteraciones en las trompas. La causa más importante por la que aparece este factor es la infecciosa, produciendo diferentes tipos de salpingitis o inflamación de las trompas, con la consiguiente obstrucción. Entre las causas no infecciosas, la más frecuente es la endometriosis, una enfermedad que consiste en la aparición de tejido del endometrio fuera de la cavidad uterina.
    • Factor endocrino-ovárico: La anovulación crónica (ausencia de ovulación) puede aparecer por una disfunción del hipotálamo y la hipófisis, por la que esta glándula no produce suficiente cantidad de hormonas(LH y FSH) por lo que el ovario no se estimula.

      La primer causa de infertilidad es la poliquistosis ovárica (Sx. de ovarios poliquísticos) que se caracterizan por el exceso en la producción de la hormona de la hipófisis LH, por la que se altera el ciclo ovulatorio, la cual se asocia con obesidad y con la producción de un exceso de hormonas masculinas

      También pueden existir alteraciones de la ovulación por problemas con otras hormonas, por ejemplo, el aumento de prolactina o alteraciones tiroideas.

    • Factor masculino: Caracterizado por deficiencia en la calidad o la cantidad de los espermatozoides, en la cual podemos encontrar alteraciones a nivel anatómico, hormonal o debido a un proceso crónico-degenrativo como diabetes y exposiciones a agentes tóxicos o sedentarismo.

    Evaluación:

    Es importante una evaluación en pareja para determinar antecedentes familiares, conocer su vida sexual (frecuencia coital, uso de anticonceptivos, etc.), las características de la menstruación de la mujer, enfermedades anteriores, consumo de drogas y medicamentos, hábitos alimentarios, deportivos y laborales, etc.

    Dependiendo de la causa probable se solicitaran una o varias de las siguientes pruebas:

    • Espermograma: Consiste en el estudio del semen, movilidad, cantidad y anatomía de los espermatozoides, eyaculaciones insuficientes o anómalas, etc.
    • Análisis hormonales: Consiste en la búsqueda del nivel plasmático de FSH, LH, Estrógenos y progesterona, prolactina, hormonas tiroideas entre otros a fin de detectar según cada caso particular la probabilidad de alteraciones endócrinas.
    • Ultrasonido transvaginal: Se utiliza para visualizar malformaciones o anomalías anatómicas (miomas, por ejemplo).
    • Laparoscopia: Es la observación del abdomen y la pelvis con la introducción de un instrumento óptico, que permite evaluar los órganos genitales internos y determinar la presencia de adherencias y la existencia o no de endometriosis.
    • Histeroscopía: Se denomina así a la observación ocular del útero mediante un instrumento llamado histeroscopio. Es útil para el diagnóstico de pólipos endocavitarios y adherencias uterinas.
    • Histerosalpingografía: Radiografía del útero y las trompas con una sustancia de contraste que se inyecta desde el cuello del útero.

    En base a estos estudios es importante la evaluación e interpretación de parte de un Biólogo de la Reproducción (Ginecólogo subespecialista en infertilidad) para evaluar la mejor opción de manejo y tratamiento para mejorar las probabilidades de lograr ser padres.

    Entre los tratamientos tenemos Coito programado, inseminación intrauterina, Fertilización in vitro, ICSI, donación de óvulos, donación de espermatozoides, útero subrogado, diagnóstico genético preimplantacional, cada uno indicado según el caso específico de cada paciente.

    Recuerda, no hay imposibles, solo casos un poco mas complicados!!!
    Infertilidad
  3. Fertilización In Vitro (FIV)

    Fertilización In Vitro (FIV)

    En la fertilización in vitro es la unión del óvulo y el espermatozoide en un laboratorio especializado.

    Ésta se realiza desde 1978 y sus tasas de éxito han mejorado sustancialmente a medida que la tecnología avanza y los especialistas adquieren mayor experiencia.

    La fertilización in vitro puede ayudar a que parejas con condiciones que hasta hace poco les hubieran impedido tener hijos realicen su sueño de ser padres:

    • Problemas de ovulación
    • Trompas de Falopio bloqueadas
    • Endometriosis
    • Baja calidad de los espermatozoides
    • Edad materna avanzada

    Existen 5 pasos básicos para la fertilización invitro:

    • Estimulación ovárica

      Este procedimiento dura alrededor de 10 días durante los cuales a la mujer se le administran medicamentos que estimulan su producción de óvulos, ordenando a los ovarios liberar varios óvulos. Los medicamentos se administran ya sea vía oral o inyectable y conllevan riesgos como embarazos múltiples y el síndrome de hiperestimulación ovárica, que pueden tener consecuencias serias si la mujer no es monitoreada por un especialista experimentado.
      Aproximadamente cada tres días la paciente debe someterse a ecografías transvaginales y a exámenes de sangre para verificar sus niveles hormonales con el objetivo de dar seguimiento al crecimiento de los folículos que contienen a los óvulos y monitorear su reacción ante los medicamentos.

    • Punción ovárica

      La punción ovárica es la extracción de óvulos donde se succionan los folículos para obtener óvulos maduros.
      Si se cuenta con personal experimentado y la tecnología adecuada, la extracción de óvulos es un procedimiento ambulatorio sumamente simple y la mujer puede retomar sus actividades normales en cuestión de un día.
      Es importante señalar que entre más óvulos logren recuperarse mayor será la oportunidad de éxito de la fertilización in vitro sin embargo el objetivo es alcanzar entre 10 y 15 óvulos recuperados.

    • Fertilización

      La muestra de semen es procesada eliminando espermatozoides de mala calidad y secreciones seminales, los mejores espermatozoides se colocan junto con los óvulos de mejor calidad en una placa de laboratorio para permitir que la fertilización tenga lugar. Generalmente, el espermatozoide tarda unas cuantas horas en fertilizar al óvulo.

    • Cultivo embrionario

      Una vez fertilizados, los óvulos se convierten en embriones, que se mantienen en incubadoras especiales donde son cuidadosamente monitoreados para asegurar que estén creciendo de manera apropiada. Después de algunos días de monitoreo se seleccionan los mejores embriones y se transfieren al útero materno.

    • Transferencia de embriones

      Los embriones son colocados dentro del útero materno mediante un catéter muy fino que se introduce vía vaginal. Esta técnica se conoce como transferencia de embriones, es indolora, dura tan sólo unos minutos y se realiza bajo guía de ultrasonido abdominal. Una opción viable es la transferencia de embriones en fase de blastocisto, es decir, cinco días después de la fertilización, lo que facilita la selección de los embriones de mayor calidad y con mayor poder de implantación ya que va más de acuerdo con el proceso natural dado que es alrededor del quinto día cuando un embrión fertilizado naturalmente suele llegar al útero desde las trompas de Falopio.

      Una vez concluida la FIV la mujer debe esperar alrededor de dos semanas para hacerse una prueba de embarazo. Sin embargo, debe usar un suplemento de progesterona administrado vía vaginal o intramuscular hasta el día de la prueba de embarazo y continuarlo durante un lapso de 8 a 10 semanas cuando la prueba es positiva. Esta hormona ayuda a engrosar el revestimiento del útero, facilitando la correcta implantación del embrión.

    Fertilización Invitro
  4. Inseminación Intrauterina

    Inseminación Intrauterina

    La inseminación artificial, la inducción de la ovulación y los coitos programados se conocen como tratamientos de reproducción asistida de “baja complejidad”.

    Aunque las técnicas de baja complejidad son menos invasivas y costosas, su probabilidad de éxito esta dada por varios factores por lo que sólo se utilizan en casos muy específicos.

    Consisten en estimular la ovulación mediante medicamentos. En éstas, la fertilización tiene lugar de forma natural dentro del cuerpo de la mujer, por lo que los embriones no pueden ser monitoreados ni analizados.

    Los medicamentos para estimular la ovulación conllevan riesgos como embarazos múltiples y el síndrome de hiperestimulación ovárica, por lo que su administración debe ser cuidadosamente monitoreada por un especialista en fertilidad.

    La inseminación artificial (IIU o IUI por sus siglas en inglés) es un procedimiento en el que se utiliza un catéter suave para introducir el semen del hombre al útero de la mujer justo en el momento de la ovulación.

    Antes de realizar la inseminación, el potencial de fertilidad de los espermatozoides se incrementa a través de un procedimiento conocido como capacitación espermática retirando espermatozoides de mala calidad y secreciones seminales.

    Este método se utiliza para facilitar la fecundación en parejas con infertilidad inexplicable, alteraciones leves en los espermatozoides, problemas con el moco cervical, entre otros.

    Para ser candidatas a esta técnica es indispensable que las trompas de Falopio de la mujer sean permeables y que los espermatozoides del hombre cumplan con parámetros mínimos de normalidad. Las tasas de éxito de la inseminación artificial varían según la edad de la mujer, las causas de la infertilidad, la calidad espermática del hombre y otros factores. Éstas van desde 8 hasta 20 por ciento cuando se usan medicamentos para inducir la ovulación.

    Las mujeres mayores de 40 años tienen sólo un 2 por ciento de probabilidades de lograr el embarazo mediante este procedimiento, por lo que es recomendable que opten directamente por métodos de alta complejidad.

    Es importante señalar que, sin importar su edad, ninguna mujer debería someterse a más de tres ciclos de inseminación artificial antes de optar por la fertilización in vitro, cuyas tasas de éxito son mayores.

    Inseminación Intrauterina
  5. Alteraciones Hormonales

    Alteraciones Hormonales

    Durante toda su vida la mujer es regulada por diferentes hormonas, las cuales determinan su potencial de crecimiento y desarrollo, así como los cambios necesarios que le permiten tener un periodo menstrual cada mes y consecuentemente lograr el embarazo, cualquier cambio a este frágil sistema puede desencadenar en trastornos importantes en la salud que merman la calidad y cantidad de vida. Así como su proceso reproductivo.

    Existen diversas hormonas que regulan el estado hormonal de cada paciente según el periodo de la vida de cada mujer, las mas importantes son:

    • FSH: Regula la función del ovario así como el crecimiento mensual de cada folículo que dará como consecuencia la liberación del ovulo correspondiente a cada mes.

    • LH: Su principal función es ser el mediador junto con la FSH para que se de la ovulación, esta hormona esta muy relacionada con alteración en casos como el ovario poliquístico donde se encuentra aumentada en la mayoría de los casos.

    • Prolactina: Principalmente esta ligada a la producción de leche durante la lactancia, sin embargo fuera de ella puede bloquear en parte o totalmente la función del resto de hormonas encargadas de llevar a cabo el ciclo hormonal en la mujer.

    • TSH: Son las siglas de la hormona estimulante de la tiroides la cual se ve relacionada a una función deficiente del metabolismo e igualmente puede bloquear la capacidad de ovulación y en casos de embarazo aumentar la probabilidad de perdida del mismo.

    • Insulina: La valoramos en base a un índice que nos permite conocer el grado de resistencia a la insulina que condiciona alteraciones en el metabolismo e igualmente comprometer el buen funcionamiento hormonal.

    Todos estos trastornos pueden condicionarnos uno o varios de los siguientes síntomas:

    • Problemas en la piel: acné, sarpullidos, cambios de color e incluso de forma, notándola más dura o rugosa.
    • Subidas o bajadas de peso.
    • Cambios de humor
    • Pérdida del cabello repentina y rápida.
    • Cambios de humor
    • Depresión o tristeza repentina.
    • Hemorragia menstrual abundante o muy larga.
    • Dolor en la cintura con inflamación en el abdomen.
    • Cólicos menstruales muy dolorosos
    • Menstruaciones irregulares o incluso puede haber meses en que no aparece.
    • Coágulos en los sangrados menstruales.

    Es importante la evaluación de un médico que entienda en su totalidad el equilibrio en tu sistema hormonal, para realmente encontrar un equilibrio, logrando con ello una adecuada evaluación y brindarte el mejor manejo para tu caso particular.

    Alteraciones Hormonales
  6. Trastornos menstruales

    Trastornos menstruales

    La menstruación normal se considera que aparece en intervalos de entre 25 y 35 días y es de una duración entre 2 y 7 días. Estas menstruaciones pueden alterarse en la cantidad de flujo o bien en la duración de los ciclos.

    Los trastornos menstruales son más comunes en los dos extremos de la vida fértil, antes de los 20 años o después de los 40 años. Las causas más comunes de alteraciones de la menstruación son los ciclos no ovulatorios, los pólipos endometriales, el engrosamiento patológicos del endometrio (hiperplasia), cáncer genital, miomas uterinos, alteraciones hormonales, lesiones del cuello uterino entre otros.

    Los sangrados entre menstruaciones, coincidentes con las relaciones sexuales o después de la menopausia también deben ser consultados.

    La amenorrea, o ausencia de regla, puede ser primaria o secundaria.

    La amenorrea primaria se refiere a la falta de períodos en una mujer que ha llegado a los 16 años y con presencia datos propios pubertad, o a los 14 sin ellos.

    La secundaria es la que ocurre en una mujer que ha tenido reglas anteriormente y por alguna causa deja de menstruar. Hay varias causas de amenorrea, la primera a descartar es el embarazo, sin embargo las anomalías en la ovulación, algunos defectos congénitos, los trastornos de la alimentación y el exceso de ejercicio son algunas de las causas más frecuentes.

    A partir de los 35-40 años los ovarios pueden empezar a fallar y a no producir las hormonas tal y como lo hacían hasta entonces. Ello conlleva que puedan alternar ciclos largos, de más de 35 días, con ciclos cortos de entre 15-25 días, además pueden presentarse más abundantes (hipermenorrea) por lo que debe descartarse la aparición de anemia.

    Es importante saber que si eres portadora de DIU de cobre tienes mayor riesgo presentar sangrados abundantes.

    Otra alteración relacionada con la menstruación es la dismenorrea o dolor menstrual, esta se puede presentar desde el comienzo de las reglas, o después de un periodo de reglas. Una de las causas más frecuentes de dismenorrea intensa es la endometriosis, por lo que se debe avaluar cada caso de forma específica.

    Se llama síndrome premenstrual a las molestias que experimentan algunas mujeres durante el ciclo menstrual, con grados diferentes de molestia e intensidad según cada mujer.

    En todas estas alteraciones el tratamiento debe ser individualizado para cada mujer en particular tras una evaluación por el especialista de forma minuciosa, haciendo una valoración de factores predisponentes, un examen físico a detalle así como una evaluación hormonal y ultrasonográfica de tu matriz y ovarios idealmente de forma transvaginal.

    Transtornos Menstruales
  7. Quistes y Tumoraciones de Ovario

    Quistes y Tumoraciones de Ovario

    Un quiste de ovario es un saco generalmente lleno de líquido en el ovario.

    Durante el ciclo menstrual, es normal que los ovarios produzcan quistes pero por lo general miden menos de 2,0 cm, sin embargo, si superan este tamaño son candidatos a tratamiento para evitar un crecimiento del mismo y evitar una eventual urgencia.

    ¿Cómo puedo saber si tengo un quiste de ovario?
    Por lo general los quistes en los ovarios no causan síntomas, pero cuando hay dolor pélvico intenso y repentino debido a un quiste, las causas pueden ser:

    • Sangrado: la sangre irrita el tejido circundante y provoca dolor
    • Torsión: el quiste se tuerce e interrumpe el flujo de sangre que se dirige al ovario y generalmente se dan en quistes mayores de 6cm.
    • Presión directa de los quistes a los ovarios y estructuras circundantes.
    Y en estos casos es recomendable valorar un tratamiento de Urgencia.

    ¿Porque se origina un quiste de ovario?
    Todos los meses crecen folículos en los ovarios que son los encargados a su tiempo de crecer y al llegar aproximadamente a 2cm tienden a romperse y liberar un óvulo para poder ser fecundado, en algunos casos, los folículos se convierten en quistes al seguir su crecimiento y no romperse como debería ser de forma habitual.

    ¿Cuáles son los tratamientos disponibles?
    Depende completamente de cada caso especifico, ya que existen diferentes tipos (en su mayoría benignos), algunos ameritan solo tratamiento médico, sin embargo, en algunos casos que son la minoría requieren tratamiento quirúrgico ya sea convencional o por laparoscopía.

    Quistes y Tumoraciones de Ovario
  8. Ultrasonido

    Ultrasonido 2D, 3D y 4D

    Los Ultrasonidos permiten que podamos ver al bebé antes de su nacimiento, un avance tecnológico que no existía hace unas décadas representando un importante logro en el cuidado prenatal. Existen varios tipos de ecografías o ultrasonidos, en 2D, 3D y 4D.

    Gracias al ultrasonido, sea del tipo que sea, los futuros papás pueden ver la imagen de su bebé antes de nacer, y los médicos pueden comprobar que todo está bien en el feto, el estado de la placenta, el líquido amniótico, el cuello uterino…

    Las imágenes del bebé en una ecografía son sin duda emocionantes para los padres, que intentamos “descifrar” lo que nos muestran esas imágenes.

    Tenemos distintos tipos de ultrasonido, algunos nos dejan una imagen más clara del bebé. Veamos qué tipos de ultrasonidos son posibles, no sin antes señalar que ningún tipo de ultrasonido es peligroso para el feto o la madre y pueden realizarse tantas veces como sea necesario durante el embarazo.

    El ultrasonido 2D durante el embarazo

    El ultrasonido en dos dimensiones, es el más habitual en nuestro entorno, es bidimensional y se muestra en un monitor tiempo real.

    En el monitor las imágenes se ven en movimiento y tiempo real, pero son planas y en blanco y negro, y en el impreso evidentemente también se ve imagen fija, plana y en blanco y negro.

    Las ecografías abdominales, las que se realizan sobre la barriga de la futura mamá, es más habitual que sean de los distintos tipos que comentamos a continuación.

    El ultrasonido 3D

    El ultrasonido en tres dimensiones permiten ver de forma más clara al bebé, otorgándole volumen. Este tipo de ecografía se utiliza en ginecología desde principios de los 90,revolucionando el campo del diagnóstico por imagen, ya que ofrece una resolución y una nitidez asombrosa del feto frente a la ecografía convencional en dos dimensiones.
    Al ofrecer una imagen más nítida del feto se pueden mejores diagnósticos en casos concretos en los que se necesite ver detalles superficiales, aunque en general la ecografía 2D ya detecta malformaciones o anomalías.
    El ultrasonido 3D muestra una imagen estática en tres dimensiones del feto y de sus estructuras con un color más nítido que el blanco y negro de la ecografía tradicional.
    Como en el caso del ultra 2D, el médico puede “congelar” varias imágenes o fotogramas del vídeo obtenido en el monitor e imprimirlos para que los padres se lo lleven de recuerdo.

    Ultrasonido 4D

    El ultrasonido 4D es lo último en tecnología y a pesar de su nombre futurista se trata de un vídeo de la ecografía del feto en el interior del vientre materno. Se trata de una ecografía en 3D pero grabada y vista a tiempo real. En la actualidad la ecografía 4D es la imagen de mejor calidad y la más real que se puede obtener del feto.
    El ultrasonido en 4D muestra al feto en movimiento real, y puede verse por ejemplo si el bebé se chupa el dedo, realiza gestos con la cara, bosteza, juega con el cordón umbilical o si mueve los brazos o las piernas…
    Los padres prefieren conservar este tipo de ecografía porque se ve al bebé con más claridad, sin embargo, no se realiza la grabación de forma rutinaria en un embarazo.

    El mejor momento para realizar la el ultrasonido 3D y 4D es entre las semanas 25 y 32, ya que se podrán apreciar mejor los movimientos del bebé y los rasgos de la cara.

    En el consultorio te ofrecemos las tres variables de ultrasonido dependiendo del tipo de diagnóstico y la finalidad del mismo, logrando un alto grado de precisión gracias a nuestro equipo de última generación entregándote siempre tu estudio en formato digital (CD) y físico (impreso), para que perdure tu recuerdo al pasar de los años.

    Ultrasonido
  9. Climaterio y Menopausia

    Climaterio y Menopausia

    Inicias una etapa de plenitud como mujer, has superado muchos de los retos y metas que tenias por delante, sin embargo, ahora empiezas a sufrir cambios físicos y emocionales, mismos que tienen tratamiento para mejorar tu calidad y cantidad de vida por delante.

    Al acudir con un médico con una subespecialidad en biología de la reproducción y un diplomado en Climaterio y Menopausia te aseguras que la evaluación será integral y con tratamientos de última generación.

    Existen una serie de importantes estudios para prevenir y tratar las principales enfermedades que llegan a causar invalidez y/o muerte temprana.

    Nuestra meta es que logremos mejorar la calidad de vida en todas las áreas: Emocional, Sexual, y Física, así como evitar complicaciones a futuro.

    En esta etapa es importante:

    • Valorar el tratamiento de alteraciones o desequilibrios hormonales realizando una revisión completa con los estudios necesarios para determinar la raíz del problema y tratarlo de forma específica.
    • Prevención de Cáncer de mama, matriz y ovarios ya que es en esta etapa la mas susceptible a iniciar con este tipo de alteraciones.
    • Tratamiento Integral de Sangrados Disfuncionales debido a que en la etapa del climaterio muchas pacientes experimentan sangrados excesivos, en mayor frecuencia o fuera de tiempo, por lo que es necesario descartar alteraciones hormonales, miomas, quistes, polipos, entre otras alteraciones mediante estudios específicos como ultrasonido endovaginal, histerosonografía, hormonales, entre otros.
    • Detección y tratamiento de la Osteoporosis.

    Climaterio y Menopausia
  10. Papanicolaou y Colposcopia

    Papanicolaou y Colposcopia

    ¿Qué es el Papanicolaou y la Colposcopía?

    El pap y la colpo son dos exámenes utilizados para la detección de enfermedades benignas y principalmente malignas (cáncer) del cuello del útero.

    El Papanicolaou (pap), consiste en tomar las células que caen espontáneamente del cuello uterino, por fuera con un instrumento de madera llamado espátula de Ayre y por dentro con un cepillo endocervical o citobrush.

    Estas células se colocan sobre un vidrio (portaobjetos), el cual se envía a un especialista que nos dará un informe, en este se informara la calidad de la muestra, si hay alguna infección, si hay enfermedades benignas (SIL), si hay cáncer y en algunos casos el estado hormonal de las células.

    Con respecto a la colposcopía (colpo), es un método por el que el ginecólogo observa el cuello del útero con un aparato llamado colposcopio, que tiene luz y aumento. Con este equipo se trataran de encontrar distintos tipos de imágenes como ser: ectopia (úlceras), leucoplasias, mosaicos, puntillados (manchitas), las cuales según el aspecto, tendrán que ser biopsiadas cuando el médico sospeche que estas no sean normales.

    ¿Quienes y cuando deben realizarse el pap y la colpo?

    Debe hacerlo toda mujer que haya iniciado sus relaciones sexuales hasta aproximadamente los 70 años, siempre y cuando, los controles anteriores no hayan presentado patología, o según prescripción medica.

    Esta rutina debe realizarse una vez por año, excepto que por algún motivo el médico le indique realizárselo con más frecuencia.

    En el caso de mujeres que no tengan útero, por haber tenido una enfermedad maligna en este órgano, deberán también realizárselo con la misma frecuencia, y si es por enfermedades benignas, bastará con un examen ginecológico bianual.

    No hay que esperar a tener algún síntoma o molestia para realizarse estos dos exámenes, porque la única forma de curar el cáncer de cuello uterino es detectándolo cuando todavía no empezó.

    Beneficios

    Realizando una evaluación adecuada se puede detectar hasta el 95% de los problemas que afectan el cuello de la matriz desde lesiones benignas, lesiones secundarias a VPH, lesiones premalignas y Cáncer, por lo que acudir con un especialista con certificación en colposcopía es parte fundamental para un correcto diagnóstico y valorar el mejor tratamiento para cada caso específico.

    Papanicolaou y Colposcopia
  11. Síndrome de Ovario Poliquístico

    Síndrome de Ovario Poliquístico

    El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un trastorno que afecta hasta un 5–10% de las mujeres, el cual tiene tres características principales:

    • Niveles elevados de ciertas hormonas que se llaman andrógenos
    • Periodos menstruales irregulares o falta de los mismos.
    • Presencia de un número aumentado de folículos en los ovarios (quistes)

    Aunque se desconoce la causa del síndrome de ovario poliquístico, es posible que tenga en parte un componente genético. Con el diagnóstico adecuado, es posible tratar eficazmente los síntomas de este síndrome. El tratamiento a largo plazo puede ser necesario a modo de evitar los riesgos para la salud asociados con la enfermedad.

    Algunas señales y síntomas comunes en este problema son:

    • Períodos menstruales irregulares
    • Infertilidad, siendo una de las causas más comunes de esta situación en la mujer.
    • Exceso de crecimiento de vello en la cara, el pecho, el abdomen y esta presente en aproximadamente un 70% de las pacientes.
    • Acné grave o acné que ocurre después de la adolescencia y no responde a los tratamientos habituales
    • Manchas oscuras, gruesas y aterciopeladas en la piel sobretodo entre los pliegues que se llaman acantosis nigrans

    No todas las mujeres con el síndrome de ovario poliquístico presentan todos estos síntomas, muchas pacientes incluso se sospecha solo por irregularidades en la regla o al hacer un ultrasonido de rutina.

    En estos casos es recomendado investigar si la paciente tiene:

    • Resistencia a la insulina
    • Niveles elevados de andrógenos
    • Periodos menstruales irregulares
    • Ovario poliquístico

    El síndrome de ovario poliquístico afecta a todas las áreas del cuerpo, no solo al sistema reproductor. También aumenta el riesgo de una mujer de presentar problemas médicos graves que pueden tener consecuencias para toda la vida como diabetes mellitus de tipo 2, enfermedad cardiovascular, obesidad y síndrome metabólico

    Tratamiento

    Hay diversos tratamientos disponibles para tratar los problemas del síndrome de ovario poliquístico. Este tratamiento se adapta a cada mujer de acuerdo con los síntomas, otros problemas médicos y si la mujer desea quedar embarazada.

    Con el tratamiento adecuado, y la valoración de un especialista en el ramo (Biólogo de la Reproducción) es posible tratar el síndrome de ovario poliquístico y aliviar los síntomas. Es importante tomar medidas preventivas médicas a largo plazo para tener un buen estado de salud. Se pueden ofrecer muchas opciones de manejo, pero llevar una dieta saludable y hacer actividades físicas regularmente son opciones del estilo de vida que puede adoptar y que pueden desempeñar una función importante para reducir los síntomas y posibles complicaciones del síndrome de quiste poliquístico.

    Síndrome de Ovario Poliquístico